Editorial: No más treguas: merecemos respeto

Editorial: No más treguas: merecemos respeto

En Piura, para decirlo en términos sencillos y directos, no existe respeto al ciudadano. Prueba de ello es que en nuestra región los plazos no se cumplen y toda promesa es apenas palabras, y las palabras son tan solo aire.

Lo vemos a diario cuando transitamos por calles polvorientas, sucias; cuando nos enteramos que tal o cual empresa interviene en cierto tramo no autorizado o cuando los plazos de ejecución de dos o tres pistas se acortan al extremo de convertirse en un castigo para todos, seamos conductores o peatones.

¿Qué recibimos los ciudadanos luego de sufrir estos daños? Generalmente, excusas, disculpas a media voz y, probablemente, alguna nueva promesa como acostumbrada finta.

Lee más:  Fuerzas del orden resguardarán ciudades para garantizar el buen desarrollo del censo

Los recientes sucesos en la represa Los Ejidos -zona no contemplada en ningún expediente y a donde, increíblemente, un consorcio privado entró a picar sin permiso, sin control, aprovechando el aparente “descuido” de la entidad Agro Rural-, y las advertencias de un brutal congestionamiento vehicular en diciembre, cantadísimo pero que nadie advirtió al momento de coordinar los trabajos, son los ejemplos que nos llevan a preguntarnos: ¿Por qué en nuestra región las autoridades hacen y deshacen -esto último con mayor frecuencia- de espaldas a la población? ¿Quién ha dicho que la ciudadanía piurana no merece respeto? ¿Acaso somos nacionales de segunda clase?

No es necesario recordar que, si bien las autoridades tienen en sus manos el monopolio del gobierno y la fuerza, la soberanía realmente reside en nosotros. Este es nuestro lema: exijamos lo mejor y recibamos lo mejor. No demos más treguas.

COMPARTIR     Twittear Compartir