Editorial: La ciudad más vulnerable que antes

Editorial: La ciudad más vulnerable que antes

Las tablestacas, es decir, la cimentación de las defensas ribereñas que protegen a la ciudad evitando que el río se desborde, han sido debilitadas debido a los recientes trabajos de descolmatación. Como consecuencia de estas actividades, dichos soportes podrían colapsar al haber quedado expuestos.

La grave advertencia ha sido lanzada nada menos que por el ingeniero diseñador y constructor de estas estructuras. La preocupción es compartida por los técnicos de las universidades, en el sentido de que la ciudad ha quedado más vulnerable.

Como se sabe, las actividades ya concluyeron, el daño a las tablestacas ya está hecho y lo que queda ahora es proteger cuánto antes estas estructuras de 15 metros de largo, pues han sido las que en los últimos 33 años han protegido a la ciudad de inundaciones.

Lee más:  Los mejores chifles de Piura, según nuestros lectores

Es destacable el trabajo de los especialistas al hacer este tipo de observaciones que refuerzan la labor de los veedores e instituciones que también están monitoreando la descolmatación, tales como Contraloría y los colectivos ciudadanos.

Sin embargo, es necesario que instituciones vinculadas al río, como el Proyecto Especial Chira Piura, la Autoridad Nacional del Agua, incluso la Dirección de Agricultura, las municipalidades de Piura y Castilla, así como las de Tambogrande, Sullana, Catacaos, Cura Mori, La Unión, entre otras, también se mantengan vigilantes para exigir que, en defensa de los intereses de la población, estos errores no pasen inadvertidos.

Toca ahora que Agro Rural, entidad responsable de las obras de descolmatación, dé respuesta a esta seria y grave observación, e informe cómo y cuándo será levantada.

COMPARTIR     Twittear Compartir