Editorial: Gas: asunto de trámite y de legitimidad

Editorial: Gas: asunto de trámite y de legitimidad

Aunque es evidente que la propuesta del congresista Sarmiento (de las filas del fujimorismo) también esmascara una jugada política, lo más salomónico para la región Piura es que se convoque a una nueva licitación para la distribución del gas.

La existencia de procesos interminables, la falta de claridad en la información y la sospecha rondando cada pronunciamiento de una u otra parte hacen imprescindible la necesidad de volver el proceso a fojas cero, a fin de garantizar que la distribución de este importantísimo recurso caiga en manos adecuadas, limpias y, sobre todo, legítimas.

La confusa disputa por el gas piurano ha servido para poner en discusión, una vez más, la diferencia entre la corrección legal de un proceso y la legitimidad del resultado. No hablamos de lo mismo: lo primero se refiere al procedimiento ceñido a las normativas vigente; lo segundo tiene que ver con la confianza ciudadana. No puede haber una buena pro ganada en mesa pero de espaldas a los intereses mayoritarios.

Lee más:  Estas son las mejores salchipapas de Piura, según nuestros lectores

Hasta ahora, el debate del gas ha tocado únicamente el primer aspecto, pero se ha obviado negligentemente la participación cívica. A modo de ejemplos, el atoro informativo, las medias verdades de una empresa o de otra así como las declaraciones convenidas de tal o cual sector político no afectan sustancialmente el proceso de adjudicación, pero sí provocan suspicacias dañinas que, a la postre, impedirán legitimar cualquier resultado.

Autoridades, magistrados, etc.: no brinden pretextos para un nuevo conflicto social. Rescaten el buen procedimiento judicial y, por sobre todo, la legitimidad. Reinicien la licitación.

COMPARTIR     Twittear Compartir