Editorial: Esperemos que sea un ‘gabinete bisagra’

Editorial: Esperemos que sea un ‘gabinete bisagra’

Diversos analistas aseguran que el nuevo gabinete no despierta grandes expectativas, sobre todo porque no logró el cometido de su propio nombre, “reconciliación”; si ello fuera realmente la divisa del nuevo consejo de ministros, entonces debió haber sido producto de la unión de las fuerzas políticas que actualmente cumplen su rol político en el parlamento.

Al diagnóstico elaborado por politólogos y afines debemos añadir que el “Gabinete de la Reconciliación” solo aporta más nombres técnicos al entorno del presidente Kuczynski. Recordemos que durante el primer año de su mandato, esta tendencia a orientar su administración según criterios meramente tecnocráticos demostró su ineficiencia frente a la guerra política iniciada por el fujimorismo, la principal fuerza opositora del país.

Aunque el fuerzapopulismo “oficial”, el liderado por Keiko Fujimori, ya no es tan fuerte como hace un mes, el Gobierno debió haber reorientado sus modales y buscar una renovación de cuadros que aporten mayor experiencia política, con personalidades dueñas de los reflejos y nervios necesarios para afrontar cualquier crisis (la desatada por el indulto a Alberto Fujimori, por ejemplo). No obstante, PPK y su equipo de “consejeros” vuelve a apostar por la misma receta, según la cual la política peruana es semejante a un juego de tablero con reglas preconcebidas e inmutables. Sabemos que no es así.

A pesar de esta “falla de origen” (que demuestra que aún no tenemos una verdadera clase de políticos formados), esperemos que el nuevo gabinete funcione de bisagra entre la crisis actual y una futura calma.

COMPARTIR     Twittear Compartir