Editorial: Diciembre, mes de unión… y peligros

Editorial: Diciembre, mes de unión… y peligros

Llegó diciembre, mes de alegres villancicos, pero también de riesgos de incendios por pirotécnicos; de apetitoso pavo; de unión y paz, pero también de desencuentros entre sociedad civil y las distintas esferas del Gobierno por una avalancha de promesas incumplidas. Los siguientes 31 días serán, en fin, de inevitable reflexión para los piuranos, en torno a la incómoda pero necesaria pregunta: ¿Qué hicimos o dejamos de hacer para que sigamos así, sin levantarnos del zarpazo de EL Niño Costero?

Tras la alta tensión ocasionada por once meses de pronósticos apocalípticos, noches de sobresalto escuchando llover y esperando desbordes e inundaciones; interminables días respirando polvo contaminado, en las calles bombardeadas; después de tantas tardes esperando una descolmatación y reconstrucción bien hechas que aún no se asoman; los hijos de esta tierra nos merecemos un respiro, una pausa.

Lee más:  Qué usos puedes darle a tu gratificación por navidad

Necesitamos paz y calma antes de enfrentar los retos que se vienen en el 2018, como la recuperación de la economía regional, las obras definitivas de la reconstrucción, los nuevos capítulos de la confrontación entre oficialismo y oposición salpicada de corrupción y mal uso del poder. Para hacer un alto, nada mejor que los días de reencuentro familiar, amenizados con regalos, brindis y coros navideños.

Bien, pero para que diciembre sea un mes seguro, la Policía debe aplicar estrategias contra la inseguridad en aumento, la municipalidad tiene que reordenar el tránsito e incautar cohetones. Y hace falta que cada ciudadano se sume a esta cruzada de paz y unión; siendo amable, puntual, sonriendo, salundado. Feliz diciembre.

COMPARTIR     Twittear Compartir