Editorial: Alerta temprana para salvar vidas

Editorial: Alerta temprana para salvar vidas

La costa chilena tiene instalada una serie de sensores para generar alertas de tsunami, y hay uno cada 50 kilómetros de playa. En el vecino país del sur también funciona un sistema de alerta de emergencias a través de los celulares, el cual no colapsa durante la congestión que se genera en la red durante acontecimientos como un ­terremoto.

Debido, en gran medida, a estas formas de prevención, durante el terremoto de 8,4 grados Richter de setiembre 2015 la cantidad de víctimas se redujo a 11 personas y otras nueve resultaron heridas. Mientras que en Haití, el sismo del 2010 (de siete grados) dejó el 65% de las construcciones de la capital totalmente colapsado; en Chile, solo 179 viviendas fueron destruidas, 175 resultaron con daños mayores y 288 con daños menores.

Es oportuno que los piuranos reflexionemos sobre esta realidad, no solo porque estamos ubicados en la franja sísmica llamada “cinturón de fuego”, sino porque nuestra región es una de las más vulnerables ante inundaciones, lluvias y el fenómeno El Niño.

Precisamente, la inundación del 27 de marzo es la razón principal por la que la cooperación coreana (que ya apoyó otras obras en Piura como el hospital Santa Rosa) se ha interesado en hacer realidad un proyecto de alerta temprana ante desastres, delitos y el tráfico.

La iniciativa está a nivel de conversaciones con la comuna, el expediente de factibilidad recién estaría listo a fines de año, pero es una excelente oportunidad para que la ciudadanía exiga a las autoridades de Defensa Civil de la MPP y el Indeci aprovechar la oferta de apoyo tecnológico externo para hacer de la ciudad una urbe segura. No solo como algo declarativo, sino real y tangible.

COMPARTIR     Twittear Compartir