Bajan del avión a una mujer por negarse a dejar de amamantar a su bebé

Bajan del avión a una mujer por negarse a dejar de amamantar a su bebé

Una mujer ha denunciado que fue expulsada de un avión después de que la tripulación le pidiera que dejara de amamantar a su hijo. La afectada, Mei Rui, reputada concertista de piano e investigadora contra el cáncer, viajaba en un vuelo de Houston, donde reside, al aeropuerto de Newark (Nueva Jersey).

Rui pretendía viajar a Nueva York con la compañía Spirit para llevar a cabo una investigación en la ciudad. En un primer momento, la salida del vuelo se retrasó debido a condiciones meteorológicas adversas, quedándose los pasajeros en cabina durante un buen rato sin que el avión despegara. Cuando finalmente el avión se disponía a partir, Rui comenzó a amamantar a su hijo. La idea era que el pequeño, tras la toma, durmiera evitando así que llorara durante el viaje de tres horas. Pero en ese momento le llamaron la atención.

Sin compasión

Fue una de las azafatas la que le dijo que el bebé tenía que estar sentado en el asiento. “Pedí un par de minutos más para terminar, porque si se despertaba en ese punto, habría hecho mucho ruido”, explicó Rui al Washington Post . “Le dije: ‘te prometo que terminaré antes de que cierres la puerta del avión’”, añadió. Pero no atendieron su petición.

Rui dejó de alimentar a su hijo y, como ella predijo, el bebé empezó a llorar. Fue entonces cuando la tripulación le indicó que debía bajarse del avión, según la versión de la afectada. Con la cámara de su móvil grabando, Rui preguntó por qué le pedían que se fuera si el bebé estaba sentado en el asiento como le habían pedido. “No es que me resistiera, puse al pequeño en el asiento”, relata. “Si hubieran mostrado un poco de compasión, no habría sucedido nada”.

 

En esos momentos, la tripulación anunció que todos los pasajeros tenían que apagar sus teléfonos. Al final de la aeronave, oficiales de policía esperaban a Rui mientras ella se esforzaba para que su hijo dejara de llorar. Después de abandonar el avión, un representante de Spirit Airlines le dijo que no se le permitiría regresar a bordo.

”Solo quiero saber por qué nos han expulsado del avión”, le preguntó Rui al representante de la aerolínea mientras él y un grupo de oficiales uniformados le bloqueaban el camino de vuelta. ”Porque no fuiste obediente”, le respondió.

”¿Podrías decirme con qué parte de las instrucciones no cumplí?”, inquirió la investigadora mientras su hijo continuaba llorando. “Creo que merecemos saber eso”. Pero el representante de la aerolínea se negó a dar más detalles. ”Si esto le hubiera pasado a a tu familia”, le espetó Rui de repente. Pero el representante se mostró poco receptivo:.“Esto no le pasaría a mi familia, te lo puedo asegurar”, le respondió.

Algunos viajeros del vuelo mostraron en las redes su disconformidad con el trato que la compañía había dispensado a Rui.

La respuesta de la aerolínea

La compañía Spirit Airlines emitió un comunicado en el que asegura haber “protegido la seguridad de los pasajeros y de la tripulación” y se disculpa “en caso de haber ocasionado algún inconveniente”. La empresa ha devuelto el importe del pasaje a la afectada.

Vía La Vanguardia

COMPARTIR     Twittear Compartir