De reyes y cholitos

De reyes y cholitos
Foto: El Tiempo.

Piura está en pie de guerra, indignación que comparto con quienes amamos nuestra región, que no se recupera del FEN 1983 y, pese a su riqueza y contribución al país, ha sido descuidada por muchos gobiernos.

El piurano es hospitalario y afable (que no se confunda con pusilanimidad) soslayando que por sus venas corre la sangre de los caciques tallanes Macavilca y Amotaxe, la capullana Paula Piraldo y Herrera que derrotó al pirata Spielbergen, y, por supuesto, Miguel Grau, Lizardo Montero y Miguel Cortés.

Nuestro prefecto ha hecho afirmaciones respecto a una congresista, que considero inadecuadas, más tratándose de una autoridad: “Piensa que los piuranos seguimos siendo cholitos”, y “es nieta de hacendado”.

Lee más:  Siete heridos dejó despiste de bus en la vía Piura - Chiclayo

Manifestaciones excluyentes, como si los cholitos no tuvieran inteligencia o fueran ciudadanos de segunda, soslayando los avances del Imperio Incaico. Seguimos siendo cholos, mestizos, descendientes de tallanes, europeos y asiáticos a mucha honra. El ser hija o nieta de hacendado, comerciante o poeta no nos despoja el derecho de opinión, como si los hacendados fueran lumpen.

Por supuesto, también rechazo todas las agresiones verbales al prefecto en las redes sociales. Bienvenidas, las protestas sin ataques verbales ni físicos.

En nuestra infancia se cantaba la canción colombiana “El puente está quebrado”, cuya letra “que pase el rey, que ha de pasar” se aplica a nuestro gobernador regional que no define su posición y ojalá no pase sin pena ni gloria. Finalmente, la peseta fue la moneda nacional española y nuestros veinte céntimos hace más de treinta años. ¿Ha pensado ese señor que el presupuesto asignado equivale a 1.730 millones de pesetas? Como dicen los chicos, “serán los hijos de Bill Gates y Steve Jobs”.

Lee más:  Promover la oferta cultural

Piura ruge más fuerte que el león de la MGM y es hora que los piuranos rijan sus propios destinos y que los emprendimientos tengan sustentos técnicos, sean permanentes y aceptados por la sociedad civil.


Escrito por: Carlos Ginocchio Celi
COMPARTIR     Twittear Compartir

Carlos Ginocchio Celi

Carlos Ginocchio Celi

Administrador de Empresas de la Universidad de Piura. Es gerente general de Agrobanco y tiene más de 35 años de experiencia en Gestión de Desarrollo.