Castración Química: Un debate inútil pero necesario

Castración Química: Un debate inútil pero necesario

Cuando escuchamos por los medios televisivos hablar tanto sobre la palabra Castración nos da algo como de temor y sobrecogimiento pues las estadísticas que se conocen nos muestran que cada hora tenemos de tres a cuatro investigaciones sobre violencia sexual, entonces se presentan como muy fuertes para nuestros oídos y entendimiento que muchas personas tendrán que ser castigadas con la cadena perpetua.

Casi ninguno de los medios explica ¿Qué es la Castración Química? para que nosotros podamos entender de qué estamos hablando, se debe aclarar que no es un procedimiento quirúrgico, sino que se administran medicamentos a través de pastillas, tabletas o inyectables con el fin de reducir la libido y la actividad sexual, bloqueando la producción de la hormona sexual masculina llamada testosterona que incrementa el impulso o deseo sexual.

Si entendemos que estamos a puertas de promulgar cambios en el Código Penal, Código de Ejecución Penal y la Constitución con la sanción de Cadena Perpetua hacia los Violadores sexuales de menores, habría que hacernos algunas preguntas:

¿Se realizaron las consultas a los Especialistas en el tema en nuestro país? vale decir la Sociedad Peruana de Urología, fueron convocados para emitir opinión ¿Se conoce realmente los beneficios de aplicar la llamada Castración Química? es decir, hablamos en los planos psicológico para el agresor y económicos para el Estado.

Debo decir que fisiológicamente se impide la irrigación de sangre al pene imposibilitando de este modo la erección, haciendo imposible obtener el orgasmo a través de la eyaculación, físicamente en el agresor se reducen los niveles de testosterona al disminuir los niveles de andrógenos, ello provoca efectos secundarios no deseables como la Osteoporosis, daños al hígado, aumento de presión sanguínea y de peso, sofocación, depresión entre otros y para controlarlos se administran suplementos alimenticios o de medicamentos, todo ello implica más costos económicos.

En el plano psicológico se presentan cambios de comportamiento y conductas agresivas por la administración de medicamentos, mediante ellas se pretende reducir las fantasías sexuales compulsivas, disminuir la intensidad, inhibir el deseo o apetito sexual incontrolable, así como la frecuencia de los pensamientos eróticos, Los psicólogos forenses sostienen que la Castración Química no detiene el deseo sexual de los violadores.

Si hablamos de los perjuicios económicos para el Estado y por ende para la población, en relación con los costos que son alrededor de trecientos dólares cada seis meses por agresor sexual, y si entendemos que es Cadena Perpetua vale decir DE POR VIDA, hablamos de muchos años de gastos sin beneficios para la población o más bien habría que preguntarnos: ¿Quién o quienes se beneficiarían con estos gastos? Cuando en nuestro país los niños presentan necesidades de alimentación y de salud que deberían ser de atención prioritaria, serían innecesarios estos gastos.

En este sentido deberíamos tratar de priorizar el cumplimiento de la rehabilitación y que de esta manera reducir la carga de gastos para el Estado y la población, e ir pensando en la construcción de más cárceles donde albergar a tantos sujetos pasibles de sanción.

¿Sabemos que el tratamiento es temporal y reversible? vale decir que si se dejan de aplicar estas pastillas o inyecciones la Sexualidad del agresor vuelve a su estado natural, el violador seguirá siendo tal, aunque en el momento de la imposición de pastillas e inyecciones supuestamente no logre una erección, podría utilizar otros instrumentos ya que la problemática supera a lo hormonal y toca lo mental.

El violador serial no es una persona que dejará de violar porque no funcione su pene, viola porque siente satisfacción en el cerebro. El agresor viola porque le gusta hacer sufrir, tener el control, cree que la mujer o niño es un objeto al cual le está haciendo un favor. La distorsión cognitiva está en la mente y no en el pene, si no hay erección lo va a sustituir por diversos objetos sexuales.

Nuestro país no presenta una Política Pública coherente de Prevención en los campos de la Educación Sexual y de la Salud Mental que permita moldear la mente de los niños y adolescentes para que en el desarrollo psicoevolutivo de la persona humana se puedan entender, comprender y solucionar esta problemática.

Debemos preguntarnos qué hacer con los violadores de los que no son menores de edad, qué penas nuevas deberá aplicar el Estado ¿Ustedes tienen una propuesta?. Ya que no existe curación para sus desórdenes y de que, aunque el tratamiento disminuirá su atracción por conductas de abuso sexual, las fantasías volverán a presentarse en el futuro. La prevención psicológica es proceso de autocontrol que lleva a adoptar un estilo de vida alejado de la agresión sexual y que permite controlar y manejar situaciones de alto riesgo que se puedan presentar en el futuro.

Lo cual supone un cambio en los pensamientos, emociones y comportamientos que permitirán al agresor sexual controlar su vida y evitar la recaída. Solo mediante la terapia psicológica y psiquiátrica y la ayuda de los expertos el agresor sexual conseguirá controlar su deseo sexual.

 

Por: Juan Carlos Valderrama

COMPARTIR     Twittear Compartir