Alguien debe poner orden a este caos

José Neyra Moncada

Las calles de Lima, capital, si bien no están invadidas aun de mototaxis, son los autos y combis las que saturan el parque automotor convirtiendo un simple viaje -de casa al trabajo- en una odisea que puede durar hasta dos horas, en horas punta. Según

Top