Aprende a controlar y a acabar con el estrés

Aprende a controlar y a acabar con el estrés

Sea cuál sea la razón, el estrés es provocado por uno mismo. El trabajo, el dinero, la pareja, la familia son muchas veces la causa de los síntomas del estrés tales como el dolor de cabeza, dolor muscular, ansiedad y en muchas ocasiones depresión. Ten en cuenta estos consejos.

1. Respira:

Cuando te encuentres en una situación complicada, conflictiva, llena de tensión, respira profundamente. Hazlo hasta que comiences a sentirte tranquila.

2. Ejercítate:

La actividad física te ayuda a aclarar las ideas, a eliminar las hormonas propias del estrés como el cortisol y a liberar endorfinas, que son las hormonas que te hacen sentir bien.

3. Masajes:

Calienta en un recipiente 20 gotas de aceite esencial de canela y 2 cucharadas de aceite de almendra. Retira del fuego y da un ligero masaje detrás del cuello, así liberas energía que te permite estabilizar el estado de ánimo.

Lee más:  El ‘círculo vicioso’ del estrés y dolor

4. Recompénsate:

Si has tenido un día lleno de tensión, regálate pequeños momentos que te proporcionen placer. Un baño de burbujas, leer un libro, ir al cine, etc. Así relajas tu mente y cuerpo. Notarás que te sentirás con más energía para poder afrontar las situaciones problemáticas.

5. Organiza tu tiempo:

Establece prioridades, preocúpate por las cosas que son necesarias hacer de forma inmediata. Deja de lado las cosas que te quitan tiempo. Si utilizas mejor tu tiempo, con el pasar de los días tu actitud cambiará y te sentirás mucho mejor.

Es imposible evitar los conflictos cotidianos, pero, no hay que obsesionarse con ellos. Aprender a controlar tu estrés es vital para poder dar mejores soluciones a los problemas.

COMPARTIR     Twittear Compartir