Manuel, el anciano de 97 años que caminó cerca de 800 metros por la llegada de PPK

Manuel, el anciano de 97 años que caminó cerca de 800 metros por la llegada de PPK

Pasadas las 9 de la mañana, Manuel Asunción Silva Huertas fue bajado del vehículo que lo trasladaba desde Catacaos hasta el caserío Chatito. Estaba contrariado, preguntaba qué pasaba.

En uno de los accesos al puente Independencia, pasando el dique de Dos Ánimas, el mismo que se destruyó con el desborde del río Piura el pasado 27 de marzo, Manuel Asunción luchaba contra la lentitud y peso de sus 97 años y el loquerío de los vecinos, policías y demás autoridades coordinando la llegada inminente del presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

Para caminar, el anciano se apoyaba a un bastón de cuatro patas. Vestía camisa clara y un sombrero de paja toquilla. En su mano izquierda sujetaba con fuerza un saco verduzco en el que llevaba documentos. En Catacaos, pueblo del que viajaba, tiene una casa. Él cuenta que otra persona se quiere adueñar de esta:

“Soy nacido y criado en Catacaos, pero vivo en Chatito. Nací el 22 de mayo de 1921. Para allá voy. Mi papá dejó una casa en Catacaos, hay problemas… salió con otro dueño, aquí en el saco tengo todos los documentos. Ahora tengo que caminar y pasar esto”.

Mientras cuenta su historia, los accesos al puente Independencia son cerrados por completo: ponen conos naranjas, tranqueras plásticas, cruzan vehículos, trasportan cables de electricidad. “Nadie pasa, señor, el presidente está por venir”, dicen algunos hombres con chalecos en los que se lee “MTC” (Ministerio de Trasportes y Comunicaciones). La Policía Nacional acata órdenes. Y es cierto, PPK va a llegar con sus ministros para inaugurar la ampliación de ese paso vehicular, lo cual, dicen, evitará más desbordes e inundaciones.

Algunas personas se acercan a Manuel Asunción; piden a los policías, ingenieros y gestores del evento de PPK que le trasladen al otro lado del río en una camioneta, y así pueda tomar una moto o auto hasta Chatito. No lo hacen. Solo uno de los trabajadores de esa obra le coge del brazo. Y avanzan, son cerca de 800 metros los que debe caminar.

PPK, 18 años menor que Manuel Asunción, llegó dos horas después al puente Independencia. Una larga comitiva de camionetas con agentes de seguridad le escoltaba; inauguró la ampliación; dijo a la oposición política – a nivel nacional – que deje trabajar a su gobierno; se metió a un baño portátil; subió a una camioneta y se fue en medio de gritos, polvo y huecos en la pista. Quería llegar rápido a la Av. Marcavelica, donde fue abucheado por los vecinos.

Manuel Asunción Silva Huertas, con sus documentos, 97 años y 800 metros, solo quería llegar rápido a su casa. Allí en Chatito.

 

COMPARTIR     Twittear Compartir